5 Formas en las que la actitud positiva puede incrementar tu productividad

Lo quieras creer, o no…

Y no, no parece una “frase cliché” de psicologia convencional.

Tu capacidad de percibir el entorno y lo que esperas de él cada dia es lo que te permitirá obtener los resultados que esperas del mismo. Pero… ¿Cómo es posible hacerlo (como el hombre de la foto) en un entorno donde parece que todos te critican y sin darte cuenta, vives instalado en la queja y en el “sufrimiento diario” en donde cada dia estás literalmente “sobreviviendo”? ¿Cómo puedes conseguir mejores resultados de los que hasta ahora has obtenido a partir de tener solamente una “actitud positiva”?

Hoy quiero compartir contigo las 8 formas en las que puedes incrementar tu productividad con la actitud positiva. Ven conmigo, sigue leyendo…

¡Los estudios lo comprueban!

Según el sitio web Salud180:

Un buen ambiente permite a las personas entablar mejores relaciones en su trabajo y desarrollar su autonomía y creatividad; además, son capaces de establecer el control y cumplimiento de objetivos.

¿De qué depende de que el ambiente sea bueno? Podríamos decir que depende de la actitud de cada uno como individuo; pero eso solo sucede en un mundo perfecto. Me explico: si tu tienes una actitud positiva, pero los demás viven quejandose, renegando, tristes y con un mal semblante durante tu dia, puedes elegir entre el contagio emocional, o preservar tu buena actitud. Lo que no puedes pretender es cambiar a la otra persona e instalar un buen ambiente cuando no sabes si la mala disposición de la otra persona se debió a que no pudo dormir bien, discutió con su pareja, llegó tarde al turno de trabajo… en fin, miles de cosas.

Por tanto, la actitud positiva depende de cada uno. Thomas Jefferson lo decía:

Nada puede parar al hombre con la actitud mental correcta de alcanzar su meta; nada en la tierra puede ayudar al hombre con la actitud mental equivocada. Clic para tuitear

Para mantenerla en tu vida, existen varias cosas que son simples de hacer, pero que tienen un efecto enorme:

Levántate con una sonrisa cada mañana

Existen muchas razones por las que es un privilegio estar vivo y agradecer ese don que nos da la vida cada mañana. Y todo es prueba de ello: el solo hecho de levantarte, de respirar, de tener un techo donde descansar, de tener comida, de tantas comodidades que generaciones anteriores a la nuestra no tienen, y que tu si…

Pero no solo eso: lo que tú eres, tanto fisica como mental y espiritualmente, es lo que te ha llevado hasta aqui y hasta ahora. Por ello debes estar agradecido. Sonreir por ello.

Practica al menos una vez en la mañana el sonreir. Al menos para ti. De inicio, puede que no lo quieras. Nadie tiene que verte si no quieres. ¿Como podrías estar triste si tu esbozas una sonrisa? Esos dos sentimientos no pueden estar al mismo tiempo en tu mente.

Te prometo que serán más fáciles las cosas cuando encuentras motivos para sonreir, que cuando vives enojado y amargado por cosas que te roban esa felicidad.

Deja de quejarte

Quejarte hace que nadie quiera estar a tu lado por mucho tiempo. Quejarte hace que te conviertas en un vampiro emocional, del que todo el mundo huye tan pronto lo ve, y del que quieren sacar rápido de sus vidas.

Para mi era muy facil quejarme de todo lo que sucedía a mi alrededor. Pero el problema en sí no era quejarse. El problema era que no hacía nada al respecto y seguía en un eterno bucle de problemas sin solucionar.

Los problemas que tengas en tu vida, son TUS problemas; no los de nadie más. Si algo no te gusta, es TU DEBER cambiarlo. No eres un poste, ni tampoco un árbol; puedes elegir dejar de quejarte, y evitar que esa energia se siga drenando en el ambiente. Mientras que la actitud positiva es contagiosa y ayuda a las personas a tener un mejor ánimo.

Vigila tu entorno

No tienes que andar aguantando a personas que se quejan:

  • Del banco
  • De su mala suerte
  • De su familia
  • De su auto (coche),
  • De lo caliente que le salio el agua esta mañana, etc
  • … (escribe otra aquí)

Si encuentras personas así, tienes varias opciones:

  • Si tu actitud es super-positiva (asumiendo que eres una persona con muchas cualidades y rasgos de inteligencia emocional), creeme que puedes contagiar a otras personas ese espiritu. Recuerda que no puedes cambiar a nadie, asi que poco a poco, esa persona irá cambiando. No lo dudes!
  • Si la persona en cuestión sigue con su “quejadera”, puedes ser asertivo, y hacerle ver las cosas de otra forma.
  • Si este personaje no tiene remedio, puedes ser selectivo, preservar tu buena energía, y sutilmente pasar menos tiempo con esa persona. Recuerda que nadie tiene el poder de hacerte sentir mal, a menos que tú lo permitas.

Las personas conforman tu entorno. Si tu entorno está lleno de “quejicas”, negativos, envidiosos, y un laaaargoooo “etcétera”, ¿Cómo crees que eso afectará tu productividad? ¿Crees que puedes concentrarte en dar lo mejor de ti cuando en realidad solo sobrevives?

Encontrando soluciones creativas

Con una actitud positiva adecuada, podrás tener la mente despejada para tener una solución a casi cada cosa que se te ocurra. Una actitud negativa bloquea, te baja el animo, no te permite seguir adelante por más que quieras.

Al ser capaces de ver el lado positivo de cualquier cosa, por más dura que esta sea, atraerás a los demás y te aseguro que te ayudarán a encontrar soluciones que nunca se te habian ocurrido, ni por casualidad. Dos mentes piensan más que una, ¿por qué seguir drenando tu creatividad con algo que bloquea tu capacidad creativa?

Disfruta del camino

Tener la mejor actitud no significa postergar la felicidad para cuando hayas logrado una meta determinada.

De hacerlo, estarías condicionándote a sentirte bien si logras esa meta, o a sentirte mal si no la logras.

Lo cual, hace que invariablemente cedas el control de tu vida y tus emociones a otros (llámese personas, eventos, situaciones, cosas).

NUNCA esperes a ser feliz cuando llegues a conseguir algo en la vida. Te sentirás muy mal si no lo consigues. El ser feliz es ser positivo, y si vives pendiente de la meta, es más fácil estresarse por conseguirla como sea.

Ejercicio: las 10 cosas que puedes hacer AQUI y AHORA para ser feliz… mientras consigues lo que te propones

En uno de los entrenamientos en los que me inscribí en este mes de Febrero, mi mentora me pidió que escribiera 10 formas en las que podría ser feliz AQUI y AHORA, independientemente de si iba a lograr una meta que me había propuesto o no (y sin perder de vista la meta o renunciar a ella).

Mi meta era viajar a Europa, asi que empecé por lo más básico:

  1. Puedo ser feliz aquí y ahora planeando un viaje alternativo que me permita prepararme para ese viaje.
  2. Puedo planificarlo con más recursos y un tiempo específico (no pierdo de vista mi viaje, y aun así le dedico un mejor esfuerzo)
  3. Dejo de lamentarme por no lograr esa meta que tanto desearía que se cumpliese, sin que mi felicidad dependa de ello.
  4. Me enfocaría en conseguir fuentes de ingresos que me permitan financiar ese viaje.
  5. Nunca renunciaría a mi meta, pero tampoco me pondría a sufrir si la meta no se cumple en ese tiempo (ser flexible).
  6. Me enfocaría en trabajar mi mente abundante para planear un viaje con todo lo que merezco, y así encontrar infinitas posibilidades de financiarlo.
  7. Agradecería todos los viajes anteriores que he hecho, entendiendo que éste requiere de una mejor adaptación, y en consecuencia prepararme más para la exigencia.
  8. Trabajaría en sanar mi relación con el dinero, a fin de que, por cumplir la meta, me endeude (por ejemplo).
  9. Agradecería todos los motivos por los cuales estoy vivo y por los que tengo una misión y propósito que cumplir.
  10. Me enfocaría en construir relaciones de calidad, las cuales me lleven más rápido hacia mi meta.

Como lo ves, no se trata de condicionar mi felicidad en el hecho de viajar a Europa, sintiendome miserable después por estar endeudado luego de mi viaje, o de mi tristeza por no poder viajar sin sentir que no tengo nada que hacer al respecto. Puedo disfrutar del camino y encontrar nuevos caminos para lograr mi objetivo, ¡algunos de ellos que nunca me hubiera imaginado!

Conclusión: Tu actitud positiva genera más beneficios de los que crees.

Puedes elegir entre dos caras de la moneda: dejar salir lo peor de ti (como me pasaba a mi cuando no tenia el control emocional de las situaciones) o buscar la parte positiva de las cosas.

Y con esto no quiero decir que te vuelvas una persona que ignora la realidad de su situación por volverse positivo y que deja su destino en manos de la suerte…

Lo que quiero decir es que todos tenemos un filtro o lente, y depende enteramente de ti ejercer el control sobre tu vida y sobre las cosas en las que lo puedes controlar, o ceder el control de tu vida a otros, quejarte de la forma como haces las cosas sin cambiar y drenar tu productividad en todas las áreas de tu vida y de paso, de las personas que te rodean.

¿De qué manera has incrementado tu productividad con una actitud positiva? Te leo en los comentarios!

Un abrazo, y hasta pronto.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.